15-12-2015

En los últimos días de septiembre, estaba en una reunión en la India con un cliente hablando sobre la adopción de La Nube para su empresa.  Fui saludado por el CIO, estrechamos nuestras manos e intercambiamos tarjetas de presentación y casi inmediatamente él dijo: “yo sé que tú estás aquí para venderme Cloud, pero para ahorrarte tiempo te digo que no estoy interesado”. Esta no es una reacción poco común, pero quería entender de dónde provenía, por ello le pregunté: “Esta bien, entiendo, pero puedo preguntar ¿por qué? ¿Por qué no estás interesado en La Nube?. Para lo cual respondió: “un buen número de Integradores en el mercado de la India han venido y me han dicho que debería tomar todos mis VMs en mi datacenter y moverlos a la nube inmediatamente para reducir costos. Debes entender que eso no es verdad, habiendo realizado inversiones en Software, Hardware, Infraestructura de Datacenter, empleados, entrenamientos, etc. Solamente migrando VMs a la nube no reduciré mis costos”. Mi respuesta fue: “estas totalmente en lo correcto. Si todo el mundo te está diciendo que La Nube es sólo para mover tús VMs a una locación diferente… estoy de acuerdo contigo. No deberías hacerlo. Tienes una inversión funcional, en personal, servicios. Ese tipo de propuesta de valor, para una gran empresa como la tuya, no tiene sentido”.

En este punto, hay que hacer una distinción importante. Algunos SMBs *podrían* obtener beneficios en los costos simplificando la gestión de la infraestructura en la nube. Pero, cuando se trata de empresas con inversiones estratégicas en infraestructura, operaciones y aplicaciones de TI a largo plazo, esto rara vez ocurre. Estoy convencido que no importa cuántas horas gastemos trabajando en estudios de TCO, cuando se trata de La Nube, el discurso costo a nivel de las grandes empresas no va a funcionar.

¿Qué aprendizajes importantes podemos tener de esta historia?

  1. En la mayoría de las empresas, la adopción de La Nube no es un proyecto de TI. Casi todos los proyectos de Nube de nivel empresarial en los que he estado involucrado, están referido al futuro, no al pasado. Ha sido sobre la redefinición de una solución, un mercado, una nueva base de clientes, cumpliendo con una nueva regulación del gobierno, accesando a nueva información disponible, etc. Esto quiere decir que, la adopción de la Nube es un proyecto estratégico de negocios, que impulsa el uso de una determinada tecnología para simplificar la ejecución de los negocios.
  2. La adopción de La Nube no es un proyecto de ahorro de costos. Más bien, es un habilitador de nuevos negocios. La adopción de La Nube empresarial, trata de la próxima generación de ganancias. ¿Cómo yo alcanzo más y nuevos clientes?, ¿cómo mejoro su experiencia?, ¿cómo le ofrezco nuevos servicios?, ¿cómo puedo superar a mis competidores?. La Nube es sólo una muy innovadora y poderosa pieza de tecnología. Pero su valor agregado, tiene que ser algo más que el costo.
  3. La adopción de La Nube debe ser una respuesta a una necesidad de negocio. Soy un firme no creyente en “las 4 tendencias que le importan a los CIOs en 2016” o cualquier cosa por el estilo. No creo que las empresas deban ir a La Nube “sólo porque…”. Estoy firmemente convencido que los CIOs exitosos se preocupan por una sola tendencia global: el crecimiento del negocio. Richard Hunter y George Westerman hicieron un excelente trabajo explicando este concepto en su libro: “Real Business of IT: How CIOs Create and Communicate Value”.

En resumen, y esto es lo que dije en esa reunión después de haber acordado que el Costo es una conversación limitada: “La Nube se trata de crear Nuevos Mercados y Oportunidades, hacer de tus Competidores Obsoletos, y entregar Soluciones que sean Verdaderamente y Naturalmente Globales, con el tiempo de entrega Exponencialmente más Rápido”. “Entonces la forma correcta de hablar sobre La Nube es planificando una mesa de trabajo con el Desarrollador de Negocios, la persona de Marketing, él Estratega de Negocios, la persona de atención al cliente… discutir sus puntos de vista y planes, y tomar esa información como principio de diseño”. Esto es lo que se planificó como seguimiento a esa reunión. Ahora, ¿Cómo se planea una actividad de ese estilo…?.

¿Cómo debe ser la Estrategia para la Adopción de La Nube?

El marco básico para el diseño de la estrategia de La Nube, es uno dónde se analiza la dirección del negocio hacia el futuro, y esto hace obvio necesidades tecnológicas, y algunas de ellas son candidatos naturales a ser implementadas en La Nube. Las dimensiones claves que yo personalmente sugiero a mis clientes para que tomen en cuenta son:

  1. La Dirección del Negocio: La primera área obvia de interés es, ¿hacia dónde se está dirigiendo la empresa como negocio? Cómo están hoy el Ingreso y la Utilidad ¿es cómo va a evolucionar en los próximos años?  ¿Qué están haciendo sus competidores? ¿Está mutando su espacio de soluciones? ¿Es la necesidad que resolvemos para nuestros clientes relevantes en el largo plazo? ¿Cuáles son las dinámicas del mercado que influyen en su negocio? Ejemplo: ¿Está a punto de ser reemplazado tú negocio de alquiler de DVD por Netflix?.
  2. Clientes actuales y futuros: La mayoría de los negocios hoy en día se ven limitados por las fronteras geográficas y culturales, por las expectativas que nosotros entendemos los clientes tienen (¿Qué solución puedo ofrecer a mis clientes, en mi área, con los recursos disponibles?) Y así fue como innovando llegaron soluciones disruptivas como Uber, AirBnB, AWS. La Nube poder hacer posible que su negocio se convierta en irrelevante, en meses o incluso en semanas. Es importante reevaluar constantemente tus servicios desde la experiencia y la perspectiva del cliente.
  3. Regulaciones gubernamentales y otras variables incontrolables: Finalmente, y de vital importancia, están todas esas cosas que no puedes controlar, pero para las cuales necesitas estar preparado. Los gobiernos están empezando a tener opinión sobre lo que se puede y no se puede hacer en la nube. Muy pronto, hablando relativamente, habrá marcos complejos por país o región, que definen lo que es aceptable y lo que no en términos de uso de la nube. Desde la entrega de los servicios, a almacenamiento de la información, aparecerán reglas probablemente complejas. Los proveedores de servicios de internet, tenderán a ser más sofisticados, cuando se trate de la asignación de tráfico y facturación. Y estos son algunos de los ejemplos. Pero, fundamentalmente, una buena estrategia de nube debe incluir la planificación para que, si fuese necesario, las aplicaciones y la información se pueden dividir en Pública y  Nubes Privadas relativamente rápido y sin mucha complejidad. Esto será muy importante. Muy pronto.

 

Un análisis multidimensional de estas variables te proporcionarán los conocimientos que te permitirán diseñar una exitosa Estrategia de Nube Empresarial. Después de eso, será importante encontrar el aliado de tecnología, para trabajar en los detalles y ayudarte a implementarlo. Y, si se ejecuta correctamente, su negocio pasará  al siguiente nivel y nuevas oportunidades serán develadas.

Pero comenzando al revés, a partir de “Vamos a La Nube”, buscando algo que quepa en la nube, te hará pasar de la exploración a la frustración.

 

Sergio Klairreich – CTO, Softline International